Una mañana en Germantown

18 Ago 2019

¡Buenos días!

“Establece una meta que te haga querer saltar de la cama por la mañana”

«Nunca volverás a tener este día, así que haz que cuente»

¿Piensa en lo que significa la mañana para ti? Cada semana tiene 7 días de oportunidades, y de esos 7 días, ¿cuántas mañanas podrías contar como productivas? Tiendo a sentir más energía durante la mañana, tomo un tiempo de gratitud apenas sale el sol.  De igual forma, trato de ser más intencional durante el día.

He realizado diferentes trabajos, porque eso fue lo que se me dictó desde mis años de juventud. El tiempo ha pasado, un año tras otro, sin darme cuenta de que he pasado la mitad de mi vida laboral y productiva trabajando para otros. Voy madurando y me voy dando cuenta que puedo trabajar  y hacer lo que me hace realmente feliz … y entonces, ¿a qué me refiero? A trabajar y organizar mi tiempo, desde mi casa, a ser la responsable directa de mis actividades diarias, a ser jefe de mí misma ,y de esta forma, poder tener ¡más libertad!

Queridos amigos, cuando digo libertad me refiero a dos tipos de libertad: una «libertad intelectual» que asocio con la capacidad de crear contenido y crear lecciones para mis pacientes y personas con las que trabajo, ya que me encanta enseñar y ayudar a niños y adultos a obtener mejor comprensión sobre temas de salud mental y crecimiento personal. Además, colaborar con terapeutas, entrenadores, educadores y motivadores que creo pueden contribuir y compartir sus conocimientos y experiencias en beneficio de los demás.

La otra libertad a la que me refiero es la «Libertad de tener un tiempo real para mí». Ha sido una gran motivación abrir mi práctica privada y el entender que tengo control de mi tiempo, no tiene precio. Puedo tomar la decisión de estar más presente para mi familia, sin preocuparme de que el sistema /empleador no me permite participar en actividades de la escuela de mis hijos o el sentirme preocupada porque mis hijos están enfermos y puedo estar allí para cuidarlos y atenderlos.

De alguna manera, las personas como yo, las que deciden hacer grandes cambios, ¡necesitamos tener un espíritu de tomar riesgos! Pero, tengo las razones principales para despertarme cada mañana más motivada e intencional en lo que hago para llegar a donde quiero estar y es mi bienestar y el de mi familia.

Desde el momento en que internalicé que podía soñar cambié mis pensamientos; y mis nuevos pensamientos han cambiado mis emociones y mis emociones han cambiado mis acciones. Ya estoy empezando, ¡y estoy a mitad de camino donde quiero estar! Nunca es tarde. ¡Adelante! “Establece una meta que te haga querer saltar de la cama cada mañana”.

admin

Write a Reply or Comment